Superfiles

Linux Imagen, diseño y fotografía

La herramienta por excelencia para manipular negativos digitales en Linux se llama darktable

Pros

No somos expertos en fotografía, pero podemos decir que los especialistas insisten en que no hay diferencias entre darktable y otros software de pago.

Contras

Para los usuarios que llegan a Linux desde Windows o Mac, pueden presentarse algunos inconvenientes. Nada que no se pueda resolver en apenas unos minutos.

Darktable (así, estilizado con minúscula) es el nombre del programa de edición de fotos más completo de Linux. Técnicamente, se trata de una utilidad preparada para trabajar sobre ficheros RAW y negativos digitales, aunque también soporta HDR, JPG y otros formatos.

 

La fotografía como materia prima

 

Lo primero que vamos a decir con respecto a darktable es que no somos especialistas en fotografía, y que, por tanto, nuestro análisis tiene más que ver con el software en sí mismo. Teniendo eso en cuenta, lo segundo que vamos a decir es que darktable no presenta mayores diferencias con Adobe Lightroom. Y no solo es una observación nuestra, sino que numerosos fotógrafos que han trabajado con ambos programas insisten en comparar ambos programas.

¿Por qué? Porque darktable es un programa de edición de fotografías (atención: no “de imágenes”, sino “de fotografías”), especialmente pensado para trabajar sobre archivos RAW. Su nombre es una combinación de “dark room” y “light table” (“cuarto oscuro” y “mesa de luz”), dos elementos básicos para el revelado tradicional de fotografías. Básicamente, la idea es proveer una herramienta que facilite el flujo de trabajo sobre un lote de fotos, realizando una importación de las mismas desde tu cámara, con la idea de realizar una edición no-destructiva.

 

Color, forma, efectos

 

darktable es un programa dividido en distintos módulos, cada uno con distintas funciones. En el momento que analizamos el programa, contaba con cerca de 50 de ellos, cada uno de los cuales provee distintas herramientas.

A grandes rasgos, las herramientas de darktable pueden dividirse en “operaciones de edición básicas”, “operaciones de tono”, “operaciones de color”, “módulos de corrección y “efectos”. Quienes tengan algo de experiencia en fotografía pueden fácilmente inferir, por un lado, el tipo de tareas que realiza darktable, y por el otro el flujo de trabajo propuesto. La idea es conectar tu cámara al ordenador, bajar las fotografías, recortarlas, rotarlas y definir el balance de blancos, para luego pasar a una instancia de manipulación de la luz y los colores, y finalmente llegar a la instancia donde aplicas filtros y efectos.

 

Libre y gratuito

 

Como siempre sucede en este tipo de programas, los resultados de darktable varían más en función de lo que el usuario pretenda que de lo que el programa sea capaz de ofrecer, porque sinceramente lo tiene todo. A pesar de las dificultades típicas que suelen ser parte de los programas de software libre, muchos fotógrafos están migrando a darktable porque, además, es gratuito y cuenta con versiones para varios sistemas operativos (Mac entre ellos, no así Windows). Lo único que puedes llegar a extrañar de darktable es que no tenga un módulo para imprimir, pero siempre es posible exportar los resultados a otra utilidad (GIMP, por ejemplo) y continuar desde allí.

 

RESUMEN


Siendo un programa que provee un flujo de trabajo flexible sobre fotografías, darktable no tiene nada que envidiarle a las herramientas que dominan el mercado.

 

 

CARACTERISTICAS


Programa para trabajar sobre negativos digitales.
Compatible con formatos RAW, HDR y también comprimidos.
Gran cantidad de módulos de trabajo.
Soporta operaciones básicas y avanzadas de edición.
Buenos efectos de postproducción.

 

Darktable